Iván Ibañez

Categoría: Sin categoría

Guía Diseño UX: Los 61 mejores consejos de usabilidad web

Introducción.

Bienvenid@ a esta guía de diseño UX en la que quiero compartir contigo los 61 mejores consejos de usabilidad web. Ya sea porque quieres mejorar el diseño UX de tu web, o aprender nuevas técnicas sobre el diseño de experiencia de usuario, te pueden interesar estos 61 consejos que las grandes webs a nivel mundial ya ponen en práctica tras comprobar la eficacia de sus resultados. ¡Empecemos!

Qué es el diseño UX o Diseño de experiencia de usuario.

Antes de empezar con estos 61 consejos de diseño UX, voy a explicarte brevemente en qué consise esta modalidad de diseño.

El diseño UX.

Busca que el usuario tenga una buena experiencia en el uso del entorno o sistema (app, web, interface). El punto clave del buen diseño UX es producir la falta de necesidad de pensar, es decir, ofrecer un entorno lo más intuitivo posible. Hacer que el usuario no se pare a pensar en cómo usar el entorno es una gran ventaja para ambas partes, ya que por la facilidad de uso conseguimos que se centre en llevar a cabo su tarea.

Experiencia de usuario.

Como ejemplo claro, piensa en las impresoras, en muchas de ellas (sobre todo las grandes impresoras de oficina) cuesta bastante hacer una simple copia a dos caras. Hay demasiados botones, demasiadas opciones que no nos resultan familiares, por lo tanto, no son intuitivas y por ello dificultan su uso.

A día de hoy, con tal cantidad de contenido digital, nuevas apps y la integración de todo con entornos virtuales, el Diseño UX (User Experience Design) es cada vez más demandado.

Usabilidad Web.

El diseño UX en webs se traduce como Usabilidad web. ¿Alguna vez has tenido que navegar por webs que dependan del gobierno? Por ejemplo, en España, si has navegado por la web de la Agencia Tributaria, te habrás dado cuenta de lo complicado que es encotrar el apartado que necesitas, de la cantidad de información mal organizada que hay por todas partes, de los muchos clicks que debes hacer hasta llegar donde quieres (si lo consigues)… en definitiva, no es una web usable.

 

¡Ahora sí, empecemos!

–Los 61 mejores consejos de diseño UX–

Maquetación correcta para un buen diseño UX

Dsieño UX, consejos sobre diseño UX,

 

1 – Evita el scroll inmediato

Es muy común que nada más entrar a una web hagamos scroll, porque es muy poco común que una web nos llame la atención nada más aterrizar en ella. Pero cuando lo consiguen, cuando nada más ver la web nos resulta interesante lo que vemos, navegamos más despacio por la web y lo observamos todo mucho más. Así que piensa muy bien en la parte inicial de tu web.

2 – Reduce el menú.

Uno de los errores más comunes en una web con un mal diseño UX, es el poner demasiados enlaces en el menú. Esto hace que al usuario le cueste más decantarse por una opción. Así que es mucho más efectivo simplificar y ramificar despejando la ruta de contenido poco relevante.

3 – Simplifica los formularios

Una de las cosas más molestas son los formularios con demasiados campos. Pide solo los datos verdaderamente relevantes, y por favor, elimina los típicos test para saber si quienes te escriben son humanos.

4 – Vídeo a lo grande.

Si vas a incluir vídeos asegúrate de que cuando el usuario le dé a play, el vídeo tiene un tamaño suficiente, sobre todo en móviles.

5 – Todo en una pantalla.

Asegúrate de que los bloques de contenido se vean completos en una sola pantalla, sin la necesidad de hacer scroll. Evita de igual manera que el teclado en la versión móvil tape parte del formulario o zona de interacción.

6 – 100% móvil.

No te conformes con que el contenido de tu web se vea completo en la versión móvil, eso ya no vale como “responsive”. Adapta el contenido muy a conciencia, haz una versión nueva solo para móviles.

7 – Despeja el camino.

En el momento de realizar un pedido ya no es necesario seguir viendo publicidad ni elementos poco relevantes para el comprador. Despeja la pantalla y deja solo lo realmente importante para hacer el pedido.

8 – Usa el Hover.

Facilita la visualización del producto sin tener que acceder al producto. Si en la primera imagen del producto incluyes otra imagen con otra perspectiva al hacer hover, estás facilitando mucho la navegación a tus usuarios y estás mostrando más de primeras.

9 – Atención al diseño UI.

El diseño UX no es nada si no hay un buen diseño visual, el diseño UI. El mensaje está en los textos, pero nadie va a leer tus textos si el aspecto general de la web o el entorno no invitan a ello, vamos que una web fea tiene menos posibilidades de ser leída.

10 – Adiós a la Sidebar.

Tuvo su momento, pero la sidebar ya no es un elemento novedoso. Así que si tienes información en tu web, no la escondas en una sidebar.

11 – Un poco de aire.

Esta parte se trabaja en conjunto entre el diseño UX y el diseño UI, y no es otra que los márgenes. No se trata de rellenar los espacios vacíos, eso se hacía a principios de los noventa. Dejar “aire” entre elementos genera menos sensación de agobio y despeja el entorno para una mejor lectura.

12 – Llamada de atención.

¿Conoces las llamadas a la acción, los famosos Call to action? Pues céntrate también en la parte visual del CTA, porque si quieres acción, tienes que llamar la atención.

13 – Usa conceptos del mundo real.

Se conoce como esqueumorfismo cuando el icono o el entorno nos recuerda al mismo objeto real que está representando, como por ejemplo el botón de selección. Esto es mucho más intuitivo y, por lo tanto, efectivo.

14 – Menos, es más.

Este concepto ya lo conoces, pero tenlo muy presente, porque a más limpio sea el diseño, mejor vas a guiar al usuario en los pasos que ha de seguir hasta llegar a sus objetivos (que también son los tuyos) Así que no recargues el diseño haciendo que no se sepa por dónde empezar a leer. Tu web tiene que ser un bonito camino que lleva a un sitio deseado.

15 – Diseño modular.

Trabaja el diseño por bloques o franjas, de esta manera, si alguna vez tienes que modificar una sola parte de la web o el entorno, el nuevo rediseño afectará lo menos posible al resto de elementos.

16 – Longitud justa.

No hagas webs eternas en las que hay que hacer demasiado scroll para verla por completo, se hace más pesado. Es mucho más efectivo repartir el contenido y ser más concreto cuando el usuario realmente lo pide.

17 – El tamaño importa.

En teléfonos móviles es muy importante que todos los elementos clicables sean accesibles sin problemas. Así que aumenta su tamaño y cuidado con colocar elementos demasiado juntos.

18 – Solo un toque.

Evita los elementos que se activan con dos toques, cada vez es menos común y, por lo tanto, inconscientemente ya solo pulsamos una vez.

19 – Acordeones usables.

Si no hay más remedio que añadir un buen párrafo, usa acordeones, sobre todo en teléfonos móviles. Pero recuerda que este tipo de contenido se ha de poder manejar a gusto del usuario.

20 – De lado a lado.

Distribuye el peso a la hora de maquetar para que cada bloque o franja de la web sea estética, armoniosa y no tenga zonas donde no sea necesario mirar.

21 – Tapping accidental.

Cuidado con el diseño en móviles, normalmente usamos los laterales de la pantalla para hacer scroll con el pulgar, así que no coloques elemento clicables en esa zona para evitar que alguien los active sin querer hacerlo.

22 – Asómalos un poco.

Si usas carruseles haz que la imagen de la izquierda y la de la derecha sobresalgan un poco para indicar que están ahí, que hay más contenido.

23 – El menú al alcance.

Ten en cuenta que el menú ha de estar al alcance en todo momento, nada de tener que volver al principio de la web para seguir navegando en ella.

24 – Menú hamburguesa.

El menú hamburguesa es para móviles, es así. Si lo usas en la versión de escritorio estás dificultando la navegación y ocultando información.

 

Texto, imágenes y botones: cómo usarlos correctamente en el diseño UX.

Dsieño UX, consejos sobre diseño UX, tips diseño ux

 

25 – Facilita la lectura.

Demasiado texto resulta pesado. Los usuarios no buscan grandes textos, buscan la respuesta directa a sus dudas, la frase precisa que les haga ver si están o no en el sitio correcto.

26 – Cuidado con las tipografías.

Usa tipografías simples. Evita las del tipo display y las que tienen demasiada ornamentación. Vigila también la separación entre letras (el traking) y la separación entre líneas. Además, las tipografías sencillas y redondas, no solo se leen mejor, no pasan de moda.

27 – Usa el movimiento con control.

Demasiado movimiento puede resultar abrumador y termina por distraernos. Si todo se mueve, no hay elementos más relevantes que otros. Así que usa el movimiento solo en los elementos que más te interesan.

28 – Elige un lenguaje.

Este consejo realmente es trabajo de Copywriting, pero como es tan relevante y también existe un lenguaje visual, lo añado, sin más. Se directo y claro en tus textos, pero, sobre todo, se cercano. Usa un lenguaje que guste a tus usuarios, vender sin hablar ya es bastante frío.

29 – Calidad y resolución.

Cuida mucho las imágenes, sobre todo si son de productos tangibles. Al comprar por internet no podemos tocar, así que necesitamos ver cada detalle.

30 – Cuéntalo en vídeo.

Si hay algo que merece ser contado en más de 3 párrafos, cuéntalo en vídeo. La gente ya no lee instrucciones, busca vídeos, por algo será…

31 – Ayuda sin dobles intenciones.

Un espacio limpio es mucho más apreciado que uno que no lo es. Si escribes artículos para ayudar, para aconsejar, no los uses como punto de publicidad. Usa estrategias de “venta” en el propio texto, pero deja que el usuario lea tranquilo.

32 – Evita el “haz click aquí”

Cuando hay que indicar una acción con un “haz click aquí”, significa que el mensaje, la llamada a la acción, no está clara.

33 – Si es clicable, que se note.

Muchas webs cuentan con elementos clicables, que nos llevan a otras partes de la web, pero no siempre se sabe que eso es así, así que si tienes que poner un enlace, hazlo en un botón y no en una simple foto sin pistas de que lleva a un enlace.

34 – Migas de pan.

Pueden resultar muy útiles en webs con mucho contenido para facilitar al usuario el saber en qué parte de la web se encuentra y poder acceder al paso anterior que necesite de un solo click.

35 – Si no es clicable, que no lo parezca.

Ocurre mucho, por ejemplo, en los menús, que no diferenciamos entre partes clicables y partes que no lo son. Déjalo bien claro, el diseño UX no debe dejar nada suelto.

36 – ¿a dónde nos lleva?

Un usuario nunca debería tener que acceder a un enlace o botón para saber a dónde le lleva. Hay que dejar muy claro dónde vamos.

37 – No a la cursiva.

El texto en cursiva resulta más difícil de leer, sobre todo para lectores disléxicos.

38 – Los emojis para WhatsApp.

Sé que pueden resultar divertidos y dar un aspecto desenfadado si así lo queremos, pero evita que los emojis interrumpan la lectura.

39 – Información típica.

Echa un vistazo a los footers que tienen la mayoría de las webs, en ellos se encuentran los textos legales, información de contacto y enlaces a terceros. No coloques en ellos información relevante, porque ya tienen una función muy definida.

 

El contenido, lo verdaderamente importante en el diseño de experiencia de usuario.

Maquetación correcta para un buen diseño UX, tips diseño ux

 

40 – Evita las nuevas pestañas.

Si durante la navegación la web nos lleva a nuevas pestañas, quizá no sea tan grave en versiones de escritorio, pero en móviles puede arruinar la buena experiencia del usuario.

41 – Ofrece salidas.

En todas las páginas, ofrece la posibilidad de volver. No hay nada peor que llegar al apartado de una web y tener que volver paso a paso hacia atrás para volver al punto de partida. Incluso después de una acción, como en una página de gracias o en la página 404, ofrece la opción de volver al menos a la home.

42 – Destaca las opiniones.

Está comprobado que la opinión de otros nos importa, y mucho. Destaca las opiniones de tus usuarios, y asegúrate de que se leen bien, que son cortas y precisas, y si puedes poner la foto de cada usuario, mucho mejor.

43- Menos pasos.

En el diseño UX hay que centrarse en facilitar, y si hay que hacer más de 3 pasos para realizar una compra, una contratación o un registro, no estamos facilitando nada.

44 – Adelanta lo importante.

En el consejo número 27 te hablé del movimiento para llamar la atención, pues algo que también funciona muy bien es el uso de sombras. Con las sombras generas la sensación de que el elemento es más cercano y, por lo tanto, destaca sobre el resto.

45 – Redes sociales sí, pero relájate.

Sí a las redes sociales, pero sin agobiar al usuario. No hace falta recordar constantemente que tienes Facebook o Instagram. Si el usuario realmente nos quiere encontrar en redes sociales, ya se encargará de buscarnos.

46 – Caja de búsqueda.

Si tu web o app tiene mucho contenido, facilita la navegación añadiendo una opción de búsqueda que realmente funcione, es un conpecto básico en la usabilidad web.

47 – Hacia dónde vamos.

Indica siempre si hay más contenido y hacia dónde hay que desplazarse para encontrarlo. Muchas veces colocamos carruseles con bloques de contenido sin indicar que hay más contenido que no vemos.

48 – Apartados de ayuda que no ayudan.

Es poco probable que alguien necesite ayuda en una web y que recurra al apartado de ayuda de dicha web. Y es que normalmente estos apartados contienen demasiada información y poco ordenada, con lo que es una pérdida de tiempo que pocos quieren asumir. Opta por los chats y apartados claros de preguntas frecuentes.

49 – ¿Y el final?

Evita las páginas sin un final claro. Usa el footer en todas las páginas, ya estamos muy familiarizados con él y sabremos que no te has quedado a medias con la web, si no que ya no hay más contenido.

 

La clave de la usabilidad web: La lógica.

tips Dsieño UX, consejos diseño ux

 

50 – Adelántate al error.

Otro factor a evitar es hacer que el usuario tenga que repetir una acción por un error. Si hay un campo obligatorio en el formulario, indícalo de forma muy visible. ¿El usuario tiene que crear una contraseña?, indica si tiene que llevar algún carácter especial. Y si hay un producto fuera de stock, avisa en el primer paso de compra.

51- Velocidad de carga.

En realidad, no debería hacer falta decirlo, pero no todo el mundo lo ha pillado. Webs rápidas, no solo por mejorar el SEO, por el usuario, a más fluidez, mejor experiencia de usuario.

52 – Los hábitos cambian.

El diseño de experiencia de usuario es un diseño dinámico, en constante cambio. Diseña, testea, después ajusta, vuelve a testar en un entorno real, y prepárate para cambiar y rediseñar, porque siempre hay que adaptarse a los nuevos hábitos de los usuarios.

53 – Con una sola mano.

Un punto muy importante en el diseño de una web usable, es facilitar el manejo en el móvil. Y es que la mayoría de webs no están pensadas para usarlas con una mano. Así que céntrate en el radio de acción del pulgar, con ese dedo, se debería poder navegar por toda la web.

54 – Si ya funciona, no lo cambies.

Hay elementos a los que ya nos hemos acostumbrado, el botón de registro a la derecha, el icono del sobre es el de contacto… No cambies elementos porque eso implica un nuevo aprendizaje.

55– Control por parte del usuario.

Deja que usuario tome el control del entorno. Como por ejemplo poder customizar la interfaz de una app, o detener un slider o carrusel al poner el mouse encima, así potenciarás muchísimo la experiencia de usuario.

56 – Cuenta qué está pasado.

Apuesta por la visibilidad del estado del sistema, que se permita saber al usuario qué está pasando, como hacen por ejemplo con el traking de Dominos pizza.

57 – Adapta el diseño al público objetivo.

Es algo básico, adapta el diseño. No es lo mismo diseñar para un público de entre 45 y 60 años, que para uno de entre 15 y 35, ya que estos últimos se saltaron el proceso de adaptación a los diferentes aspectos visuales con los que interactuamos.

58 – Usa Wireframes.

No es una pérdida de tiempo hacer bocetos de nuestro diseño UX, todo lo contrario, nos ayuda a planear mejor nuestro diseño en base a los objetivos de la web, y teniendo ya el diseño definido, es mucho más rápido desarrollarlo. Existen herramientas como Adobe XD, Sketch, incluso varias herramientas gratuitas y online como wireframe.cc.

59 – inspírate.

Navega por las webs de las grandes marcas, investiga nuevas apps, busca diseños UX en Pinterest o Behance. Invierte algo de tiempo en inspirarte y coger ideas para ser más efectivo en tus diseños.

60 – Entorno de pruebas.

Antes de dar por terminado un diseño, invita a que personas ajenas al proyecto lo prueben y pídeles su opinión sobre la usabilidad de tu diseño. Nunca debemos diseñar para nosotros mismos, si no para el público mayoritario.

61 – el orden de los factores si altera el producto.

En la usabilidad web también debe haber un orden. No trates de vender antes de presentarte. Primero preséntate, cuenta quién está detrás del servicio o producto que intentas vender, después destaca tus puntos fuertes, que te hace diferente a la competencia. Después ofrece varios planes de precio y termina contando cómo en pocos pasos se puede adquirir el producto, conseguir los objetivos o contratar el servicio.

 

¡Gracias por leer este post! Espero que estos 61 tios de Diseño UX te sean de utilidad. ¡Un saludo!

 

 

Vídeo: 61 consejos de diseño UX

Volver:Al blog | A la home |

20 mitos de diseño UX

Introducción.

Como en todas las áreas, en el Diseño UX también hay mitos, y muchos de ellos se han repetido tanto que hay quienes terminan convencidos de que son ciertos. Si estás empezando en esto del Diseño UX o diseño de experiencia de usuario, quizá hayas oído alguna vez uno de estos 20 mitos de diseño UX.

–20 mitos de diseño UX–

20 mitos de diseño UX, diseño UX, ejemplos diseño UX

Los usuarios que visitan una web con diseño UX…

1 – Leen el contenido de una web.

Ójala fuese cierto, que cuando los usuarios entran a una web leen su contenido. Pero no es así. Como usuarios, entramos a la web, rastreamos sin leer, y si algo nos llama la atención, lo leemos, pero seguramente del párrafo que nos interesa, no leamos más del 70% – 80% del texto. Así que no, es muy poco probable que se lea realmente el texto de una web de principio a fin.

2 – No hacen Scroll.

Ya está más que comprobado, nada más entrar en una web la tendencia es ahcer Scroll. Ya nada nos sorprende, e ir directamente a buscar el contenido que nos pueda interesar es casi un acto reflejo en cuanto se abre la web. Definitivamente, uno de los mitos de diseño UX más absurdos.

3 –  Necesitan toda la información posible en el menor espacio posible.

Pues va a ser que no. Los usuarios huyen de las webs agobiantes. Imagina que una empresa quiere venderte algo, que todos sus empleados te hablen a la vez e intenten captar tu atención al mismo tiempo, sería una locura de la cual no sacarías nada en claro. No, los usuarios no necesitan eso.

4 –  Buscan tener cuantas más opciones disponibles mejor.

Quizá en otros aspectos sí, pero cuando se trata de navegar por una web, app o cualquier entorno, el usuario se pierde si hay demasiadas opciones, páginas o apartados donde ir, enlaces, opciones en el menú… Sin duda, ningún buen diseño UX debería ser tan complejo.

5 –  No pueden decirnos qué necesitan.

No directamente, pero para eso están los test A/B. El diseño UX tiene que ser dinámico, está en su naturaleza, y eso implica hacer test de usabilidad y utilizar las métricas. Analizar el comportammiento de los usuarios nos puede desvelar qué necesitan de nuestra web. Así que mucho cuidado con este tipo de mitos de diseño UX.

6 –  Son puramente racionales.

¿Sigue haciendo falta desmentir este mito? El Neuromarketing ya está cansado de repetirnos que: ” En un proceso de toma de decisión de compra, la parte racional de nuestro cerebro es solo 15% de la decisión, frente al 85% de la parte emocional de nuestro cerebro”.

 

20 mitos de diseño UX, diseño UX, ejemplos diseño UX

El diseño UX en sí mismo…

7 –  Si deja espacios en blanco, está desperdiciando espacio.

El espacio en blanco también es un elemento de diseño, tiene su estrategia detrás, y evita recargar el espacio.

8 –  Solo consiste en la usabilidad.

Este es uno de los 20 mitos de diseño UX que más se repiten, pero NO es cierto. El diseño UX no solo se centra en que el diseño sea usable, también en que sea efectivo. Si ayudamos a que el usuario complete su tarea (contratación, registro o compra) con un buen diseño UX, también estamos ayudando al objetivo de la web, a la estrategia de marketing general.

9 –  Puede prescindir de la parte visual.

Incorrecto, el diseño UX no es nada si no hay un buen trabajo visual, de lo que se encarga el diseño UI. Por muy bien que se construya la parte de experiencia de usuario, si el aspecto es feo, nadie va a querer comenzar la experiencia en ese entorno.

10 –  Si funciona en Amazon funcionará en cualquier sitio.

No, logicamente eso no es así. Puedes coger ideas de otros diseños, pero que una web tenga resultados no depende solo de una estrategia, en este caso del diseño UX, hay muchos factores que pueden influir en el éxito de un proyecto. Así que es muy probable que un elemento de Diseño UX que funciona en un sitio, no funcione en otro.

11 –  No necesita conocer el contexto ni el objetivo de la web.

una de las cosas que tiene el diseño UX es que en gran parte es estrategia. Lleva mucho más tiempo analizar, pensar y probar, que montar el diseño. Esto se debe a que el diseño UX necesita conocer la estrategia, al público objetivo, el producto o servicio, las intenciones del propietario y las necesidades del usuario. Así que claro que necesita conocer el contexto y el objetivo de la web.

12 –  Si es realmente eficaz, va a ser feo y soso.

Un bueno diseño UX trata de no recargar el espacio, pero lo despejado, limpio y minimalista no es sinónimo de “feo”, o ¿qué opinas del diseño de Mac?

13 –  Hace que la web sea bonita y llame la atención.

Este es de los mitos de diseño UX el que más rápido se expandió al principio. Hay que diferenciar entre UX y UI. El diseño UI es el que se encarga del aspecto visual, incluso el diseño UX se entrega muchas veces a modo de boceto, sin imágenes ni colores.

20 mitos de diseño UX, diseño UX, ejemplos diseño UX

Los resultados del Diseño UX…

14 –  Se ven pasado el tiempo.

No es cierto, todo depende del número de visitas que recibe la web y de los datos de antes de implementar el diseño UX. Comparando resultados, en una o dos semanas (si la web recibe suficientes visitas) se puede ver si a surtido o no efecto.

15 –  Deben mejorar la satisfación del cliente.

Evidentemente en la parte de usabilidad sí, pero la satisfacción del cliente no reside solo en la navegación. Hay muchas cosas que hacen que un cliente esté satisfecho, el dieño UX solo ayuda a que navegue mejor y su experiencia en la web sea buena.

16 –  Si lo ha hecho un experto, no necesita ser testeado.

¡Uno de los mitos de diseño ux más divertidos! A no ser que quien haga el diseño pueda viajar al futuro, el diseño siempre debe ser testeado. Un diseño UX no se da por terminado hasta no saber cómo se comportan los usuarios en él, y los usuarios son impredecibles.

17 –  Se deben contrastar en Focus Groups (grupos de enfoque).

Este mito lo vuelve a romper el Neuromarketing, que con los años, ha demostrado la poca eficacia de los grupos de enfoque, donde la opinión de un sujeto, puede alterar la de otros. El testeo se hace de forma “real” sin decirle al sujeto qué va a ver, simplemente dejarle navegar.

18 –  Nos muestran que los usuarios hacen lo que queríamos que hiciesen.

El diseño UX no consiste en manipular, no hay engaños, solo facilidades. Así que los usuarios se comportarán como quirean con las herramientas que les demos.

19 –  Son caros de conocer por el precio de los test.

Mediante Google Analytics y etiquetas de seguimiento puedes conocer cómo se comportan los usuarios de tu web, y eso no es nada caro. Lo único que te puede quitar el analizar si el diseño UX está funcionando es tiempo.

20 –  Nos dirá cuando hay que dejar de modificar el diseño.

Por suerte o por desgracia, el diseño UX es algo dinámico. Las costumbres de los usuarios cambian continuamnete, y la tecnología también lo hace. Por lo tanto, tarde o temprano, el diseño ha de cambiar, nunca deja de evolucionar y adaptarse.

 

Pues hasta aquí los 20 mitos más comunes de diseño UX. Sí te has quedado con ganas de más puedes echarle un vistazo a mi artículo sobre Los 61 mejores consejos de diseño UX ¡Muchas gracias por leer este artículo!

 

Volver:Al blog | A la home |

 

 

 

 

 

Cómo hacer un presupuesto con Qwilr

 

Introducción

En este artículo quiero contarte desde mi experiencia, cómo hacer un presupuesto efectivo, y para ello, antes te diré que hay muchas cosas que he aprendido como freelance: lo complicado que puede ser conseguir los primeros clientes, la cantidad de competecia que existe, lo difícil que puede resultar dar un precio justo, y entre otras cosas, lo mucho que hay que cubrirse las espaldas para no terminar trabajando de más.

 

La importancia de un presupuesto

Cuando hablamos de hacer un presupuesto se nos viene a la mente el dar nuestro precio al posible cliente. Y sí, eso es una de las cosas para las que sirve hacer un presupuesto, pero si nos quedamos en eso, en lo básico, no conseguiremos aprovechar todas la oportunidades que nos ofrece el entregar un buen presupuesto, un presupuesto efectivo.

Obviando lo evidente, el mostrar nuestro precio, te dejo 3 claves importantes que para mi, forman un presupuesto efectivo:

1 – Muestra tu profesionalidad.

Usa tu presupuesto para venderte. Información de valor, eso es lo que debes aportar en tus presupuestos, y ¿qué información de valor? Piensa que tu posible cliente está ante un documento que le “pide” dinero, así que explica el porqué invertir en tu servicio. Explica tu forma de trabajar, tu proceso. Detalla cada parte del trabajo que te han solicitado, cómo se va a desarrollar y de qué puntos se compone en cada etapa. De esta manera estarás dejando claro en qué consiste tu trabajo, y esto es algo que en muchos servicios es muy importante, ya que todos los trabajos no son tangibles, y hay veces que no se ve ni se percibe a simple vista el trabajo que hay detrás de un proyecto.  De esta forma, también estás mostrando más profesionalidad desde el primer momento.

3 – Mejora la entrega.

No te conformes con algo sencillo como una plantilla de Excel, ve más allá y prepara un presupuesto que llame la atención estéticamente hablando. Piensa en un presupuesto como en un examen, prepáralo bien. Ten un diseño predeterminado para tus presupuestos, usa tus colores corporativos, logotipo y maqueta el contenido con sentido y gusto. Si vas a entragar tu presupuesto impreso, no entregues un simple papel. Invierte en tu negocio y entrega tus prespuestos en carpetas, con todo el contenido necesario, incluso incluye tarjetas de visita. El “packaging” de tu presupuesto es clave para diferenciarte y ser más profesional. Si es necesario, contrata un diseñador, porque la imagen cuenta bastante.

2 – Supera a tu competecia.

Hoy en día lo normal cuando se necesita un servicio es pedir varios presupuestos, y ¿cual es la “estrategia” que usamos cuando sabemos que esto puede pasar? Ajustar nuestro precio, pero esa no es la solución. No se trata de restar valor a lo que hacemos, si no de demostrar que lo que hacemos vale lo que pedimos. Haz que tu presupuesto sea el recordado, el que llame la atención de tu posible cliente, y eso lo puedes aprender si sigues leyedo lo que cuento a continuación.

 

¿Algo simple o más elavorado?

Si queremos superar a nuestros posibles competidores y quedarnos con el cliente, no hay que ser vagos, hay que ponerse las pilas. Si antes decía que para mostrar lo profesionales que podemos ser con nuestros presupuestos, necesitábamos contar nuestro proceso de trabajo y explicarlo, no lo hagas en dos líneas. Usa gráficas, si los resultados de tu trabajo se pueden resumir en gráficas, muéstralas con los datos de tus otros proyectos. Imágenes, úsalas ¿porqué un presupuesto tiene que ser aburrido? y ¿qué me dices de un vídeo donde expliques quién eres y cuales han sido tus logros y cómo desarrollas tu estrategia? Un presupuesto, hoy en día, no puede ser un papel con unas cuantas sumas.

Puede que hacer un presupuesto elavorado te resulte algo difícil, que no sepas por dónde empezar, pero tranquil@. Voy a contarte un secreto, una herramienta que te ayuda a hacer presupuestos increíbles, bonitos, digitales, responsive, de forma fácil y en los que puedes incluir vídeos, gráficas, imágenes, formularios… Suena bien ¿no? vamos a ello, esta herramienta es Qwilr.

Cómo hacer un presupuesto con Qwilr

Antes de nada, déjame decirte que esta herramienta (que por cierto, se pronuncia: “Qu-i-la”) es muy poco conocida, por lo menos donde yo vivo, en España. Qwilr Pty Ltd, con sede en Australia, ha creado una plataforma para empresas y particulares que permite hacer presupuestos Online de una forma sencilla y con un acabado super profesional. Hoy en día también puedes hacer con Qwilr, estudios para tus clientes y brochures digitales (folletos). Pero su fuerte siguen siendo los presupuestos.

Cómo registrarse en Qwilr

Podemos usar la versión gratuita durante 14 días de Qwilr, o pasarnos directamente a algunos de sus planes de pago.

Plan gratuito de 14 días:

  • Usar todas las plantillas.
  • Customizar tipografías y colores.
  • Aviso por correo cuando el presupuesto es visto por primera vez.
  • Inluir en el presupuesto:
    • Google maps
    • Google forms
    • Google sheets
    • Typeform
    • Slideshare
    • Infogram
    • Typeform
    • Calendly
    • Invision
    • Prezi
    • Paperform
    • Incluso iframes embebidos

 

Los planes de pago incluyen todo lo anterior y cosas como:

  • Proyectos simultáneos ilimitados.
  • Pasarela de pago.
  • Analítica.
  • Protección del presupuesto por contraseña.
  • Ocultación del presupuesto de forma programada.
  • Firma electrónica.
  • Customizado de la URL.
  • Integración con Zapier.
  • Chat en vivo en el presupuesto.
  • Soporte del equipo de Qwilr

 

Como puedes ver, es una herramienta super completa que permite varios planes según tus necesidades.

Puedes ver todos los planes de precio de Qwilr y qué contiene cada uno aquí: Plan de precios Qwilr

Qwilr también cuenta con un canal de Youtube (en inglés) con tutoriales para que aprendas a usar esta poderosa herramienta. Canal de Qwilr.

 

Guía para usar Qwilr

Te muestro los pasos necesarios para empezar a trabajar con Qwilr de forma gratuita.

1 Registro:

Accedemos a Qwilr y elegimos la opción Try it free de la parte superiro derecha. Introducimos nuestro nombre, email y una contraseña. En la siguientes dos pantallas añadiremos nuestros datos, sin ser obligatorio el número de teléfono.

Qwilr

 

 

2 Elegir una plantilla:

Tras completar el registro llegarás directamente al apartado donde se muestran todas los Templates (plantillas) para que las puedas editar. En el menú puedes elegir la categoría Proposals (presupuestos) que es la que nos interesa. Verás gran cantidad de plantillas muy bien diseñadas y de varios sectores, sobre todo de Marketing.

Qwilr, como hacer presupuestos

 

3 Personalizar:

Antes de editar la plantilla y empezar a crear el presupuesto, lo mejor es que edites las opciones de Branding. Para acceder a estas opciones iremos a la parte superior derecha, al icono de perfil donde veremos la opción de Setup Brand. En este apartado de Setup Brand, elegiremos 2 colores y las tipografías que queramos. También podremos personalizar el subdominio para que el cliente pueda ver nuestro presupuesto desde una URL personalizada. La opción de dominio sin el añadido de Qwilr es de pago.

cómo usar Qwilr

 

4 Editar la plantilla:

Qwilr es muy intuitivo, para cambiar textos, simplemente haz doble click sobre el texto que quieres modificar. Cuando hagas esto, verás que también puedes modificar el estilo de letra y ponerlo en negrita, hacer que sea un título, o colocar un enlace a ese texto.

Qwilr, para hacer presupuestos

 

5 Cambiar fondos:

Qwilr se divide por franjas, y acada una le puedes poner un fondo distinto, como una imágen, un color o incluso in vídeo en bucle. Para ver las opciones de fondo, haz click en el primer icono de la parte superiro izquier de cada franja, el icono del lapicero. En este menú también podrás elegir que esa franja sea desplegable, eliminarla, moverla de sitio, o guardarla para poder usarla en otros diseños.

Qwilr

 

6 Bancos de imágenes y vídeos de Qwilr:

No te preocupes si no tienes la foto adecuada para tus presupuestos, Qwilr cuenta con un gran banco de imágenes y vídeos que puedes utilizar en tus presupuestos y que tienen una calidad increíble.

Qwilr

 

7 Añadir franjas:

Debajo de cada franja encontrarás un símbolo más, desde el cual puedes añadir una nueva franja. Esta es una de las mejores cosas que tiene Qwilr, la cantidad de opciones que podemos añadir, desde mapas de Google maps, a iframes embebidos.

Presupuestos Qwilr

 

8 Enviar el presupuesto:

Una vez que has terminado de editar tu presupuesto y de repasarlo en la opción vista previa, a la cual accedemos mediante el icono del ojo del menu superior, puedes ir al menú principal de Qwilr haciendo click en el logo de Qwilr de la esquina superiro izquierda, y no te preocupes, el presupuesto se guarda de forma automática tras cada cambio, así que puedes olvidarte de guardarlo.

Cuando ya estés en tu panel de administrador (como aparece en la siguiente imágen) podrás volver a ver tu presupuesto, editarlo, o compartirlo. Para compartirlo, simplemente haz click en el botón Share y verás todas las opciones de compartido, en las que se encuentra la opción de copiar el enlace que lleva a tu presupuesto para que se lo puedas enviar a tu cliente por mail.

Qwilr

 

9 Más opciones y final:

En el mismo panel de administrador, si pulsas en el icono de desplegado que hay junto al botón de Share, verás más opciones como: eliminar el prespuestos, pasarlo a PDF o mantenerlo como no disponible.

Cuando tu cliente vea el presupuesto, te llegará un email a tu correo avisándote, y recuerda que tu cliente podrá ver el presupuesto incluso en su móvil, ya que Qwilr es completamente responsive.

Qwilr

 

Conclusión

Espero que este artículo te sirva de ayuda para terminar de captar a tus clientes, porque en eso consiste el esforzarse más por tener un presupuesto más atractivo, más llamativo y más profesional. Y si tienes cualquier duda sobre Qwilr o cómo mejorar tus presupuesto, puedes preguntarme aquí mismo en los comentarios, o desde mi página de contacto. ¡Un saludo y gracias por leer mi artículo!

 

Vídeo: Cómo usar Qwilr

Volver:Al blog | A la home |